LINKS
NOSOTROS
SOCIAL

info@papas360.com

Tel: + (52) 55 5531-4440

Shakespeare 120

Col. Anzures

Mexico, CDMX 11590

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon

© 2019 by Papás 360. All Rights Reserved.

Papás 360 por el bienestar
  • Papas360

La Corrección en la Educación



Todo aquel que este educando, sobre todo los padres saben la importancia y necesidad de la corrección, así también los niños aprenden que todas las acciones tienen consecuencias y si hay cosas que se han realizado mal, es importante corregirlas.


Existen en la actualidad muchas corrientes de pensamiento que sostienen lo inconveniente de las correcciones y lo importante que es que sobre todo el niño en los primeros años de vida se exprese “libremente” y me parece que en ocasiones confundimos esto con que el niño haga lo que quiera y los padres no deben corregirlo en ningún momento. Considero muy valioso si educarlos en la libertad, lo cual no significa cero corrección.


Hay que estar muy alertas, pues se dice que la generación actual de papás somos demasiado permisivos y la única finalidad es que los hijos estén “contentos” y que “moleste lo menos posible”


Un clima de correcciones adecuadas crea un ambiente familiar que favorece la formación de la disciplina en los hijos. La disciplina significa orden en la persona, capacidad de dominio de sí mismo, la persona disciplina se adapta fácilmente a los cambios, es dinámica, supera obstáculos y dificultades en la vida.


Algunos puntos a considerar en la corrección de lo hijos:


La corrección debe hacerse en el momento oportuno: es decir a menos de que exista un impedimento de peso, debe corregirse la acción en el momento.


Al corregir no se debe comparar una persona con otra: por ejemplo no corregir diciendo “ mira deberías de hacerlo como tu hno…”.


La justicia debe iluminar la corrección: hay que evaluar la verdadera dimensión de la falta, para que no se sancione como grave algo que es pequeño.


Se corrige el acto, no a la persona: hacer incapié que lo que estuvo mal hecho fue la acción , y no lo que está mal es la persona.


La corrección debe ser imparcial: es decir no tener preferencias lo cual ayuda a tener una valoración objetiva de la situación.


La corrección debe hacerse controlando el enojo: Si se corrige con enojo se pierde la posibilidad de hacer una justa valoración, y aumenta la posibilidad de que exista un “desquite” por la molestia de la situación que en muchas ocasiones pue desencadenar una corrección injusta o exagerada. NO corregir haciendo un acumulado de las cosas incorrectas del pasado.


Cuidar el lugar donde se corrige: Es importante sí corregir en el momento, pero tener cuidado de no hacerlo frente amigos o familiares, ya que puede tener consecuencias como ridiculizar o humillar lo cual no es el objetivo.


Cuidado infundir miedo no es corregir: al corregir de éste manera el niño actuará por miedo, no por convicción, lo cual no es educar, además el día que supere el miedo hará lo que quiera pues ya desapareció el límite corrector.


La corrección debe ser apoyada por ambos padres: Ya que se parte de que existe una comunicación y diálogo entre ambos, no debe existir contradicción en la corrección. Si llegara a haber diferencia acerca de la corrección o del cómo corregir deberán hablarlo en privado, pero NUNCA frente al niño. Ante los hijos la corrección de uno debe ser apoyada por el otro, eso da seguridad a los hijos además de mandar un mensaje de amor y unión entre los padres. Cuidar de no hacer del otro el “ogro” de la familia.


Evitar el castigo físico para corregir: Usar de castigos físicos no corrige de fondo y puede generar mas violencia y rebeldía, desafío y revancha.

La corrección debe estar avalada por la misericordia: basarse en el amor, el perdón, para no generar división en la familia, soledad o aislamiento de quien es corregido.


Por: DIF Cholula