• Papás 360

Los Miedos de los Niños



¿Por qué y cómo actuar frente a ellos?


Para empezar, es importante decir que el miedo también cumple con una función positiva, ya que, gracias a él, podemos advertir una situación de peligro y reaccionar oportunamente para evitar riesgos. Entender lo anterior es muy importante para darnos cuenta de algo fundamental: como ocurre con todas las emociones, lo que debemos hacer con el miedo no es negarlo ni reprimirlo, sino aprender a manejarlo para evitar que nos domine. Y así es también como hay que enseñar a los hijos a tratar con esta emoción.


Los miedos más comunes según la edad:


Lo primero que hay que saber es que, según la edad, es normal que los niños experimenten cierto tipo de miedos por distintas razones.


6 meses:


A partir de esta edad, los bebés empiezan a distinguir las diferencias entre un rostro y otro, razón por la cual es común que sientan temor al advertir que están frente a una persona que les resulta desconocida.


2 años:


Además de que los niños cada vez van siendo más conscientes, a esta edad es frecuente que sus papás empiecen a verlos un poco más independientes y adquieran confianza para separarse momentáneamente de ellos; para dejarlos unas horas en la guardería, por ejemplo. Esto, consecuentemente, suele generar en los niños cierto miedo a la separación y al abandono.


4 años:


Frecuentemente asociado con el miedo a ser abandonado, surge el miedo a la oscuridad, que suele presentarse, sobre todo, entre los dos y los seis años. Papás: tengan cuidado de no ser ustedes mismos quienes infundan este tipo de temor –dejando a su hijo ver películas o programas que alteren su estado nervioso, por ejemplo–, o un hermano mayor, ya que puede llegar a generar altos grados de ansiedad en los niños. También en esta etapa es frecuente el miedo a los animales, a las tormentas y a seres fantásticos, como fantasmas.


6 años:


A esta edad es común que surja el miedo a padecer una enfermedad o sufrir un accidente, a fracasar en la escuela, a hacer un ridículo o a la separación de sus papás (sobre todo en esos casos en que la relación no es muy buena).


12 años:


Conforme se acercan a la adolescencia, los niños empiezan a experimentar miedos asociados con la aceptación social y cualquier situación que pueda dañar su autoestima, como el aspecto físico o su nivel de popularidad.

Pero, aquí viene lo más importante: ¿qué podemos hacer para ayudar a los hijos a vencer esos miedos?


Comparto 7 recomendaciones a tomar en cuenta:


Como siempre, es muy importante que los papás empiecen por sí mismos. Si los hijos no los ven capaces de mantener la calma frente a situaciones de riesgo o de incertidumbre, terminarán contagiados de esa emoción.Evitar a toda costa regañarlos o ponerlos en ridículo. Aunque desde la perspectiva de un adulto, la situación te parezca graciosa o de poca importancia, hay que intentar siempre entender la forma como lo están viviendo los hijos.Dar el tiempo que necesiten sin presionarlos. Dependiendo de muchos factores, cada niño tiene su propia forma y ritmo de enfrentar esas situaciones que lo asustan. Querer que lo haga a nuestra manera y al ritmo que queremos será contraproducente. Al intentar ayudarles a superar un miedo en particular, hay intentar que las condiciones sean óptimas. Ejemplo: si queremos que los hijos venzan el miedo a andar en bicicleta, no hay que intentar que lo hagan frente a sus amigos o después de habernos visto discutir con papá o mamá. Independientemente del resultado, reconocer cada uno de sus esfuerzos. Muchas veces, el miedo carece de un sustento racional. En esos casos, lo mejor es neutralizar la emoción a través del razonamiento. Explicarles, por ejemplo, que no hay por qué temer a un personaje de película, puesto que es ficción y nada de lo que pasa en pantalla es real. Contarles alguna anécdota de cuando teníamos su edad, en la que hayamos enfrentado una situación similar a la que los está atemorizando. Decir, además, cómo fue que vencimos ese miedo. Saber que nosotros, como cualquier niño, pasamos por algo parecido, no solo servirá para sentir mejor nuestro apoyo, sino que les ayudará a ver las cosas con más calma.


Por: Xóchitl González

Directora y fundadora de Psicología para Niños

LINKS
NOSOTROS
SOCIAL

info@papas360.com

Tel: + (52) 55 5531-4440

Shakespeare 120

Col. Anzures

Mexico, CDMX 11590

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon

© 2019 by Papás 360. All Rights Reserved.

Papás 360 por el bienestar