LINKS
NOSOTROS
SOCIAL

info@papas360.com

Tel: + (52) 55 5531-4440

Shakespeare 120

Col. Anzures

Mexico, CDMX 11590

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon

© 2019 by Papás 360. All Rights Reserved.

Papás 360 por el bienestar
  • Papás 360

Nuestros hijos y las Apps

Actualizado: 8 de mar de 2019



Nuestros hijos y las apps


En sus propios dispositivos o en los que tú les dejas de vez en cuando, los niños interactúan con muchas aplicaciones. Las apps son algo totalmente cotidiano y normal en la vida de nuestros hijos. La mayoría de las aplicaciones hacen de Internet una experiencia entretenida e incluso didáctica. Y aunque suelen ser intuitivas y fáciles de usar, mientras los niños crecen es fundamental que los padres hagamos un seguimiento casi constante de las aplicaciones que descargan.


1. Niños y apps: ¿cómo las descargan?


Es posible que en tu casa tus hijos no puedan descargarse apps porque son muy pequeños, porque tienen que pedirte permiso, o porque tienes configurada la opción de que tienen que solicitarte a través del dispositivo la descarga que les interese. Pero en la mayoría de los casos, los niños se descargan las aplicaciones que ellos quieren, con gran frecuencia sin consultar con nadie.

Intenta hablar con ellos sobre las apps que ya tienen, las que están de moda, las que no tienen pero les gustaría tener. También habla sobre ajustes de privacidad. Valora la posibilidad de recurrir a las opciones de cuentas de usuario para menores y cuentas familiares, para que la decisión última sobre la descarga de una app sea tuya. Si con 12 años no les dejamos ir solos por la ciudad, ¿por qué les dejamos que se descarguen cualquier cosa?


2. Niños y apps: ¿para qué las usan?


Jugar y aprender


Cuando los niños son pequeños y somos los padres los que ponemos la tecnología en sus manos, nuestros hijos utilizan las apps para jugar y aprender. Les propongo unos mapas o ‘maps’ para fomentar que los pequeños de la casa tengan una experiencia positiva de este primer contacto con la tecnología:

M: MANTENIMIENTO: de vez en cuando, conviene eliminar apps que ya no se utilicen y actualizar apps que se hayan quedado ‘anticuadas’.A: AJUSTES : cada vez que descargamos una aplicación, es recomendable configurar en esa misma app y en los ajustes del dispositivo qué tipo de información recaban, desactivar geo-localización, comprobar el uso de datos móviles.P: PERMISOS: que no decidan los niños qué apps se descargan o cuándo. Cuando son pequeños, es muy importante que la decisión final sea nuestra.S: SELECCIÓN: lo mejor es tener sitios de cabecera en los que ver qué apps son recomendables para cada cosa y para cada edad. Hay webs como Common Sense Media o Generación Apps que realizanreviews de apps y nos ayudan a elegir.


Conocer a gente y charlar (apps de mensajería y video-llamadas)


En general, los niños utilizan estas aplicaciones para relacionarse con amigos o familiares, pero algunas permiten que tengan contacto con desconocidos y por lo tanto despiertan preocupaciones sobre la seguridad de los menores. Aunque muchas restringen los contactos, otras exponen más los perfiles y permiten que nos ‘encuentre’ gente a la que no conocemos.

Los dispositivos y las propias apps están diseñados (si no configuras los ajustes de privacidad) para compartir tu localización en cada publicación, por lo que dónde están los niños está a la vista de quien quiera verlo.


Publicar y comentar en redes sociales


Las redes sociales permiten mantener relaciones con compañeros y amigos más allá del colegio y de la casa. Permiten saber qué hacen los demás, contar lo mejor de lo que hacemos… El primer ‘problema’ de las apps de redes sociales tiene que ver con la información personal de los niños y con cuánto de lo que publican será visible. Así que configurar los ajustes de privacidad es fundamental.

Es importante recordar a los niños que hay muchas formas de ‘traicionar’ la intimidad o perjudicar el bienestar de otros sin casi darse cuenta. Además está el problema de la ‘libertad de participar‘: como puedes compartir y comentar, parece que necesitas compartir y comentar lo que se te pase por la cabeza, sin pensar en las consecuencias. En todos estos casos, ‘pensar dos veces’ puede ayudarnos a evitar problemas.


Entretenerse y comprar o vender cosas


Una de las principales preocupaciones es la de que los niños encuentren contenido explícito o inadecuado dentro de las apps. Aunque la mayoría de las apps deben superar un proceso de clasificación en función de sus contenidos, al final tu hij@ -especialmente si no precisa de tu permiso para descargarse cosas- puede terminar instalando en el dispositivo una app que le remita a imágenes o textos que sugieran violencia, pornografía, prácticas poco saludables.

También preocupa que los niños gasten dinero sin saber para qué o siendo engañados. Algunas apps son bastante caras, pero además, aunque sean gratuitas, muchas veces incluyen publicidad que los lleva a gastar dinero. En ambos casos, lo mejor es configurar cuentas de usuario que permitan que tus hij@s precisen de tu permiso para realizar cualquier descarga.


3. Niños y apps: ¿qué debería preocuparnos?


Repasemos los aspectos que más incertidumbre generan respecto a las aplicaciones y cómo se gestionan nuestros datos al descargarlas o utilizarlas.

Privacidad: el 59% de las apps envían información sobre el dispositivo o sobre los hábitos del usuario a terceras partes.Compras: en 2013, el 80% de las apps más populares se ofrecían de forma gratuita, pero incorporaba opciones de compras y otros gastos -actualización, cuentas Premium- dentro de la aplicación.Permisos: un 29% de los padres deja que sus hijos se descarguen apps sin permiso.

Como con todo lo demás, empecemos por ser los padres los que estemos al día sobre el maravilloso mundo de las apps, para ser nosotros quienes guiemos a nuestros hijos en su uso.


Por: María Zabala

Consultora especializada en Ciudadanía Digital y la Alfabetización Mediática.


Para conocer más información sobre el cuidado de tus hijos y consejos para ser mejor papá o mamá, descarga la app: http://papas360.app.link/i3lBSDYrzM