LINKS
NOSOTROS
SOCIAL

info@papas360.com

Tel: + (52) 55 5531-4440

Shakespeare 120

Col. Anzures

Mexico, CDMX 11590

  • White YouTube Icon
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon

© 2019 by Papás 360. All Rights Reserved.

Papás 360 por el bienestar
  • Papás 360

Pesas ¿sí o no antes de los 16 años?



Cualquier persona niño, adolescente o adulto, debe consultar a un médico para asegurar un óptimo estado de salud y saber que el ejercicio físico provocará un efecto positivo en el mantenimiento o mejora de la misma.


Las pesas son sobrecargas que ayudan a controlar y promover el aumento de la fuerza, resistencia, velocidad y movilidad articular. En algunos casos son utilizadas para agrandar la masa muscular. El aumento de la fuerza se produce por dos vías de movimiento: entrenando con movimientos que promueven la coordinación entre diferentes segmentos (con poco aumento de masa muscular) y la coordinación interna de las fibras en cada músculo (con aumento importante del volumen muscular en la mayoría de los casos). Los primeros desarrollan la eficiencia motriz y los otros la eficiencia de la contracción, ambos son necesarios para el desempeño motriz eficiente.


Para comenzar en el entrenamiento, se debe garantizar el aprendizaje de patrones motrices, esto significa que el inicio del programa de entrenamiento se dirige a desarrollar la coordinación intermuscular, con ejercicios que desarrollen patrones generales como: correr, saltar, atrapar, y no, específicos como: la flexión de codo, el bench press, etc. Al principio, entrenar provocará aumento ligero de la masa muscular por adaptación, pero el propósito no es ganar masa muscular. Los niños y adolescentes trabajan con sobrecargas todo el tiempo, sin embargo, entendiendo que la finalidad es mejorar la condición física y el desempeño motriz, el objetivo del entrenamiento antes de los 16 años debe ser dirigido a la mejora de los patrones motrices y aumento de la fuerza, no el aumento de la masa muscular por estética.


En el entrenamiento, se conocen diferentes manifestaciones de la fuerza con aplicaciones en la práctica deportiva, así:


- Fuerza general: Es la más usada en programas de preparación física general y tienen que ver con el desarrollo de la fuerza en movimientos de las grandes masas musculares y con ejercicios que involucran al menos el 60% de la masa muscular total y requieren del 60 al 70% de la fuerza total, por ejemplo, la sentadilla.


- Fuerza resistencia: Es muy específica en la aplicación motriz y requiere de entrenamiento previo o con objetivos selectos para lograr adaptaciones especiales que potencialicen el rendimiento de un movimiento por periodos de tiempo determinado. Por ejemplo: las carreras de medio fondo como los 3000 metros planos


- Fuerza rápida: La máxima manifestación de la fuerza que logra movimientos muy rápidos en el menor tiempo posible, por ejemplo, los saltos.


- Fuerza hipertrofia: De gran demanda para el entrenamiento estético, es usado para agrandar la musculatura.


La fuerza es considerada la capacidad física madre del entrenamiento, todas las manifestaciones de movimiento tienen que ver con la contracción muscular y el crecimiento humano condiciona la práctica y entrenamiento de la misma. Las teorías de crecimiento que orientan las decisiones prácticas de entrenamiento son diversas, una de las más usadas es la teoría de las “fases sensibles” que se refieren al periodo de vida donde se aprovecharán al máximo los estímulos aplicados, siempre que sean bien graduados en intensidad, volumen, descanso y sean acompañados de una alimentación congruente con el entrenamiento. Esta teoría nos sirve para responder la pregunta: “Pesas ¿sí o no antes de los 16 años?”


Por ejemplo:


- La fuerza general se debe estimular en lo general de los 3 a los 6 años y de ahí en adelante continuar el trabajo durante toda la vida.


- La fuerza resistencia, se estimula suavemente a partir de los 6 años y el aumento progresivo de los estímulos inicia a los 14 años.


- La fuerza rápida, comienza con los estímulos a los 6 años, se incrementa paulatinamente a partir de los 12 y a los 13 hay la posibilidad de hacer énfasis en el entrenamiento.


Las anteriores orientaciones describen que:


- Existen al menos tres consideraciones de intensidad al prescribir entrenamiento de fuerza:

- Estimulación de baja intensidad

- Estimulación con aumento progresivo de la intensidad

- Estimulación con énfasis en el entrenamiento.


Lo anterior relacionado con la edad del niño. El ejercicio de fuerza en necesario durante toda la vida, pero cada etapa de vida tiene una forma de estimularla, la máxima expresión de la fuerza se alcanzará si se estimula dentro de la fase sensible.


- Sobrecarga o carga extra es todo aquel objeto que le agregue una resistencia a vencer a la musculatura, de tal forma estas sobre cargas pueden ser:


- Pesos ligeros (cuerdas o bandas elásticas suaves, balones de diferentes deportes, raquetas, bastones, pañuelos, costales de arroz de 100 a 250 gramos, etc.),


- Pesos medios (objetos que pasen de los 1000 gramos, polainas, balones lastrados o medicinales, trineos, paracaídas, cuerdas o bandas elásticas de mediana elasticidad, pesas rusas de peso mediano) y


- Pesos pesados (mancuernas convencionales o rusas, bolsas búlgaras y rellenas de arena, cuerdas o bandas elásticas duras, maquinas con peso)


- Las sobrecargas, pueden provocarse también con el peso propio, por ejemplo: sentadillas, fondos, etc.


Las anteriores orientaciones son tomadas en cuenta por un especialista para realizar una planeación de estímulos que mejore la fuerza en la modalidad deseada de acuerdo a necesidad, interés y etapa biológica.


Para jóvenes cercanos a los 16, la práctica de levantamiento de pesas con fines de desarrollo multilateral, y sin privilegiar el desarrollo estético son recomendables y no suponen un riesgo para la salud, cuando el programa es adecuado y vigilado por un experto basado en las necesidades y gustos del joven, pero con una orientación biológica responsable para el manejo de las fases sensibles.


Para los padres, es importante considerar que los logros deportivos son importantes solo en el caso de que produzcan felicidad al practicante, fomentar el ejercicio de una manera saludable incluye alegría en la práctica, seguridad y empatía con el entrenador.


Por: Ramón Arenas

Licenciado en Educación Física

Gerente de Producción Deportiva en Sports World